“Para triunfar en los negocios hay que dejarse llevar por los instintos, y a la vez, tener un punto de sentido común”

Alex Artero, Director General de Artero

Los orígenes de la empresa de peluquería y de utillaje Artero se remontan al año 1909 en Manresa (Barcelona) como un pequeño negocio de herramientas para esquilar animales. Sin embargo, poco queda ya de esos inicios rurales, tan solo la extrema calidad de sus cuchillas, que les ha llevado a convertirse en una de las empresas referentes en el sector de la peluquería canina y humana, gracias a su amplia gama de productos de utillaje, cosmética y peluquería. Hablamos con Alex Artero, director general de Artero y cuarta generación de esta empresa familiar que ha sido reconocida como la Pyme más Internacional del estado por el diario Expansión.

Más de 100 años de historia. Se dice pronto pero, ¿cómo se mantiene uno más de un siglo en el mercado en tan buen estado de forma?

El inicio de Artero se remonta como bien dices al 1909, cuando mi bisabuelo empezó a vender material para el esquilado de animales como ovejas en Manresa… Años después se trasladaron a Barcelona, donde empezaban a aflorar las barberías, y ellos fueron adaptándose a la industria de peluquería humana. En la época de la postguerra mis abuelos intercambiaban comidas por esquilados… Así que figúrate como ha cambiado todo.. Aunque el gran salto lo dimos cuando aparecieron las primeras peluquerías caninas en áreas industrializadas y como teníamos la experiencia de la maquinaria, las tijeras… empezamos a suministrables material de peluquería adaptado a las mascotas, primero distribuyendo una marca francesa y posteriormente, creando nuestra propia marca de productos. Esto, sumado a nuestra constante apuesta por la innovación, nos ha permitido adaptarnos en todo momento a las necesidades del mercado e incluso sobrevivir con éxito a crisis económicas tan profundas como la de 2008.

 En peluquería canina sois líderes a nivel español y mundial. ¿Cuáles han sido las claves para llegar hasta aquí ante un panorama feroz de competencia?

Hemos aplicado cosas de un sector al otro, con éxito. Por ejemplo, en el caso de la peluquería canina hemos realizado grandes innovaciones, por nuestro know-how en peluquería humana, como grandes desfiles, shows, etc… También nos hemos diferenciado de la competencia a través de un packaging muy cuidado. Y en peluquería humana, el hecho de contar con un material de máxima calidad y ofrecer tijeras y material de utillaje de alta gama, también nos ha permitido convertirnos en referentes del sector.

La exportación es uno de vuestros pilares. ¿Qué mercados son los más interesantes para vosotros?

Distribuimos nuestros productos a más de 20 países, aunque con especial énfasis a Estados Unidos, China, Italia, Singapur, Japón y Rusia.

¿Incluso en China?

Sí, la sociedad está muy polarizada y hay mucha gente pobre pero también muy rica. Y a los ricos les encanta demostrar que tienen, poder adquisitivo por ello compran mascotas de raza y gastan muchísimo dinero en ellas.

Contáis con oficinas propias en Estados Unidos. ¿Es un mercado interesante en peluquería canina?

No solo diría interesante, sino que marcan tendencia y están dispuestos a pagar por todo y que te agradece la calidad de los productos.

En general, ¿el sector de la peluquería canina es agradecido?

Sí, aunque la competencia cada día es más feroz, y hay que estar continuamente reinventándose. Nosotros, para diferenciarnos y crear imagen de marca, lanzamos hace unos años la escuela de peluquería canina Artero que está funcionando muy bien. En España ya tenemos 60 centros y en Portugal 12, y en unos meses aterrizaremos en Colombia, con el fin de introducirnos en el mercado latinoamericano. Otro factor diferencial que nos ha otorgado un sello internacional ha sido, sin duda, el hecho de ser la primera firma que organizó los primeros campeonatos mundiales de peluquería canina de España. Y ahora, por primera vez los organizaremos en Atlanta.

También estáis preparando un gran desfile-show para la próxima edición de Salon Look. ¿Nos puedes avanzar algo?

Le hemos confiado el show a David Rodelas, uno de los peluqueros con más proyección de España y solo podemos decir que sorprenderá muchísimo, por sus altas dosis de creatividad.

Tu y tu hermano Edu dirigís Artero desde que os incorporasteis a la empresa hace más de 30 años. ¿Qué consejos daríais a nuevos empresarios y emprendedores?

Hay que dejarse llevar por los instintos y la vez tener un punto de sentido común, pero, a la vez, no pensarse demasiado las cosas. Hay que lanzarse y creer que eres capaz de hacerlo. Los trenes pasan cuando pasan, y te subes o lo pierdes. También hay que tener visión de futuro y saber rodearse de gente muy buena. Y sobre todo estar muy cerca del sector, moverte por las ferias, escuchar los problemas de los profesionales y detectar las necesidades del sector.

¿Alguna primicia que nos puedas dar?

En nuestra apuesta constante por la innovación, acabamos de invertir en una maquinaria que nos permitirá realizar tijeras a medida para los estilistas desde nuestra propia fabrica. Así, ofreceremos un producto único que nos llevará a diferenciarnos de la competencia y, lo más importante, satisfacer las expectativas de los profesionales.