Siete alimentos imprescindibles para este otoño

Ángela Marful 

Estrenar estación significa estrenar un cambio de clima, de vestuario y también de alimentación. Y es que con el otoño llegan nuevos sabores que añadir a nuestra gastronomía para hacerla más apetitosa y, sobre todo,  más saludable. Las legumbres, el pescado azul o las setas son algunos de los alimentos más demandados durante esta época del año pero desde Hombres 21 te contamos qué 7 alimentos no deben faltar en tu nevera este otoño.

No hay un ingrediente más otoñal que las setas y los champiñones, que destacan, sobre todo, por su alto contenido en proteínas de valor biológico. Aunque también son ricos en hierro, fósforo y potasio y minerales vitales para que el organismo trabaje adecuadamente. Además, se pueden cocinar de mil formas y siempre resultan un éxito.

Los pescados azules como el salmón, el atún o las sardinas son también uno de los pescados otoñales por excelencia. Además, y dependiendo del pescado que sea, su contenido en minerales puede llegar a ser 25 veces mayor que el de cualquier otro alimento de origen animal. Al ser ricos en Omega 3, son recomendables para mantener los huesos fuertes y, además, contienen multitud de antioxidantes y vitamina B y C, buenas para el sistema nervioso.

Los espárragos trigueros son uno de los elementos más diuréticos de la dieta mediterránea. Recomendables para personas que sufren de retención de líquidos o enfermedades del riñón. Con ellos se pueden hacer multitud de combinaciones, desde revueltos o arroces, hasta servirlos como acompañamiento de carnes y pescados. Sabrosos y saludables a partes iguales.

Por su alto contenido en agua y su bajo aporte, tanto de calorías, como de hidratos de carbono, el calabacín y la calabaza son perfectos como acompañar cualquier plato o para elaborar una deliciosa crema.

Tampoco nos podemos olvidar de frutos secos como las castañas, las almendras o los anacardos, de los que no conviene abusar por su alto aporte calórico, pero no deben faltar en la dieta por cantidad de hierro, fósforo, vitaminas y nutrientes que aportan al organismo.

Temidas bajo el mito de ser el alimento que más engorda, las legumbres como las lentejas, los guisantes o las habitas son la base de la cocina mediterránea y contienen vitaminas, magnesio y soja.

Ricas en vitaminas, minerales y fibra, las coles de Bruselas, además de deliciosas, son muy recomendables para reducir el colesterol, tratar la diabetes y controlar la tensión.

¡Buen provecho!