Lucha de gigantes: Google Vs Huawei

Qué sucede cuando los intereses políticos y los mercantiles se mezclan

Javier Vega

Es sin duda la noticia del año en cuestión económica a nivel internacional. El veto de Trump a Huawei y la consecuencia pérdida de soporte por parte de google dejan en jaque a la firma china. El lunes 21 de mayo el presidente de los EEUU añadió al gigante de telecomunicaciones chino en su lista negra, alegando un presunto aprovechamiento de las vulnerabilidades de la tecnología de telecomunicaciones estadounidenses por parte de adversarios extranjeros.

La realidad es que no es la primera vez que se insinúa que la marca pudiera ser partícipe de una red de espionaje industrial. Y esta medida supone un nuevo recrudecimiento de la guerra comercial y de seguridad entre China y EEUU. Por su parte, China ya ha contraatacado amenazado con cortar el suministro de tierras raras a los americanos, un material muy valioso para la industria tecnología y de las cuales USA importa el 80% desde el país asiático.

Sin embargo el golpe más duro para la compañía vendría poco después, cuando Google declaró que seguiría el veto del presidente y dejaría de dar soporte a la compañía, cuyo sistema operativo y apps dependen de Google. Sin embargo no ha sido la única, varias firmas de procesadores como Intel, Qualcomm o Broadcom entre otras han anunciado esta semana que tampoco colaboran con la compañía y han cortado el suministro de chips y memorias a Huawei.

Por su parte la compañía ha pedido calma a los usuarios de sus productos y consumidores potenciales y el consejero delegado de Huawei Toni Jin Yong ha afirmado que ninguno de los usuarios que dispongan de un móvil de la marca o lo compren en los próximos días va a tener ningún problema con las actualizaciones ni con la seguridad.

Es cierto que la compañía puede solventar el tema de las actualizaciones gracias a parches pero los usuarios perderán algunos servicios como la Google Play Store, YouTube, Google Maps o el Gmail. El problema se agravará cuando Google actualice el sistema operativo a finales de año. Otro de los problemas a los que se puede enfrentar la compañía es que otras empresas americanas como Facebook o Whatsapp se sumen al veto. Dejar a los terminales sin estas aplicaciones podría suponer la retiradas de la compañía del mercado occidental.

La marca por su parte tiene confianza en el futuro y afirma que está herida pero no derrotada. Aprovechará los 3 meses de prórroga concedidos por Google para realizar los cambios pertinentes e intentar recuperarse de este duro golpe que ya ha tenido las primeras consecuencias tanto en bolsa como en los diferentes mercados. Esta misma semana a presentado en Londres su último dispositivo el Honor 20 como un signo de esperanza de futuro y normalidad.

Huawei en España

El crecimiento de Huawei a nivel global en los últimos años ha sido imparable, pasando de ser una marca de standard de móviles de bajo presupuesto a convertirse en la tercera marca más importante a nivel mundial, solo por debajo de Samsung y Apple.  Durante 2018 la firma China vendió 202,9 millones de móviles en todo el mundo, lo que suponía un incremento anual de sus ventas en un 34.8%.

Cuota de mercado HuaweiEn España, La acogida de Huawei ha sido espectacular y según un informe de la consultora IO Investigación, la empresa china fue la que más terminales vendió durante el pasado año en nuestro país. Huawei han entrado en España por todos los canales de distribución, desde su propia tienda en la Gran Vía Madrileña, a las tiendas de barrio, pasando por supuesto por los catálogos de todas las grandes teleoperadoras y grandes superficies.

En 2017 el Huawei P8 Lite fue el segundo teléfono móvil más vendido en España y el P9 Lite el quinto. Lo que demuestra que Huawei había encontrado en España un mercado en el que es líder. Es por este que en nuestro país la expectación entre los propietarios, que no son pocos, es máxima. Tendrá que pasar todavía algún tiempo para despejar la incógnita sobre hasta qué punto influyen todos estos cambios en las funcionalidades de los terminales.