Los coches híbridos: antesala de los coches eléctricos

Motor híbrido

Manel Molins

El sector del automóvil está atravesando por un momento de transición, se evoluciona de la era diésel a la gasolina, de gasolina al híbrido, y parece que finalmente acabaremos con motorizaciones eléctricas.

Coches híbridosEn base a los últimos acontecimientos se tiene la percepción que los motores diésel son nocivos, si bien con los últimos avances de la electrónica aplicada al control de la combustión y de la utilización de aditivos en base de urea, se han disminuido de forma drástica las emisiones dañinas de este tipo de motores. No obstante, se ha detectado que una parte de este tipo de motorizaciones hacen periódicamente ciclos de regeneración del sistema de escape mediante el incremento de la temperatura generando un aumento de las emisiones. Por lo que se debería tener en cuenta este ciclo cuando se homologan las emisiones del vehículo.

“EL SECTOR AUTOMOVILÍSTICO ESTÁ EN PLENA EVOLUCIÓN DE SUS MOTORIZACIONES DEBIDO A LAS EXIGENCIAS MEDIOAMBIENTALES”

Por otra parte, las limitaciones impuestas a los fabricantes sobre las emisiones de CO2 globales de toda su flota de vehículos, hace que las motorizaciones puras de gasolina vayan limitando su uso, haciéndose hueco en las gamas vehículos con consumos más bajos como los híbridos o bien con combustibles considerados por la normativa más limpios como el Gas Natural (GNC).

Todo ello lleva a que la mayoría de fabricantes estén incorporando nuevas motorizaciones híbridas en su gama. Este tipo de motorizaciones que consumen menos combustible compensan las motorizaciones convencionales más sedientas para no superar en conjunto los 95 g de CO2 por km. Si no, se pueden ver abocados bien a pagar una penalización económica o bien a prescindir de la comercialización de algún vehículo como es el caso del Jimny de Suzuki, vehículo pequeño, 4×4, con una aerodinámica no eficiente que tiene un consumo alto que penaliza la media del fabricante.

Coches híbridosPor tanto, los motores híbridos se están implantando en las gamas de los fabricantes. Para ello utilizan hibridaciones de todo tipo, las llamadas suaves con una batería muy pequeña pero con la virtud de aprovechar la energía de la frenada, la convencional con una batería liviana que sirve para arranques y pequeños trayectos, y después los PHEV que incluyen la posibilidad de recarga externa y procuran una autonomía eléctrica superior a los 40 km.

“LAS MOTORIZACIONES HÍBRIDAS SE ESTÁN INCORPORANDO EN LAS GAMAS A LA ESPERA DE LA EVOLUCION DEL VEHICULO ELÉCTRICO”

La tecnología híbrida claramente está en plena expansión mientras el vehículo íntegramente eléctrico acaba de desarrollarse, no solo técnicamente optimizando las baterías, donde influyen factores de peso, volumen y los  metales de los que están compuestas, además la autonomía si bien va aumentando estamos situados ahora en el entorno de los 300 – 400 km. El gran reto está en el desarrollo de la red de recarga con toda la problemática de tiempos de recarga, la potencia conectada a la red, etc.

En resumen, la tendencia actual es la consolidación de los motores híbridos, a la espera de la evolución del vehículo eléctrico con mayor autonomía y su reducción de precio, junto con el despliegue de las estaciones de recarga.