Las 5 tendencias tecnológicas que marcarán el 2019

Las 5 tendencias tecnológicas que marcarán el 2019

Marta Olivé

La tecnología define nuestro día a día y lo continuará haciendo este año. Por este motivo, repasamos algunas de las principales conclusiones del informe “Tendencias Tecnológicas 2019: Los hechos. Los miedos. El futuro”, elaborado por el grupo de comunicación Omnicom PR Group en España, Fleishman Hillard.

Se trata de un informe basado en el análisis de mil millones de conversaciones en twitter entre 2017 y 2018, centradas en tecnología, junto con la valoración de más de 25 líderes del ámbito tecnológico de todo el mundo.

Entre las predicciones que apunta el informe, cabe destacar:

1- Se generalizará la analítica aumentada: Durante 2019, los consumidores querrán entender lo que significa la analítica aumentada por sí mismo y lo que significa contra otras grandes tendencias de la tecnología.

2- El año del Blockchain: Aunque en 2018 el protagonismo fue para las criptomonedas, este año lo será por el denominado Blockchain, que podría expandirse apoyando desarrollos como las ciudades inteligentes y la transformación. Según el informe de Fleishman Hillard, la participación en el volumen de discusiones aumentó un 52% entre 2017 y 2018, y la oportunidad de una conversación más profunda y con mayor visión de futuro está creciendo.

3- La popularización de la inteligencia artificial (IA): Del estudio se desprende que las marcas que utilizan la IA para estar presentes en el contexto de la vida real serán las grandes ganadoras del 2019. Buen anticipo de ello es que las conversaciones sobre este tema aumentaron un 54% en Twitter de 2017 a 2018.

4- “Tech for Good”: Partiendo de la base que el 80% de los consumidores califica la seguridad y la protección de los datos como “muy importantes”, en 2019 as medidas de protección de datos responsables seguirán siendo una tendencia importante.

5- Se consolida el internet de las cosas: Realidades virtuales, aumentadas y mixtas se unirán con el objetivo de crear nuevas experiencias para los consumidores y se deslizarán aún más en áreas como el comercio minorista, la fabricación y la atención médica.