La realidad aumentada irrumpe en el retail

La RA es una de las tecnologías que más transformará el sector

Móvil mostrando en pantalla una app de realidad aumentada

Javier Vega

El imparable crecimiento de las compras online en el sector de retail está provocando que las tiendas físicas tengan que reinventarse para poder hacer frente a esta fuerte competencia que está canalizando el sector textil. La aplicación de nuevas tecnologías que generen una experiencia de compra más atractiva y cómoda es uno de los primeros pasos que está tomando el sector. Y la realidad aumentada es una de las que más se ha impuesto actualmente, especialmente en la creación de probadores virtuales.

Antes que nada es importante matizar la diferencia entre Realidad Virtual, que es un sistema informático que sustituye el mundo físico por otra realidad mediante dispositivos como gafas de realidad virtual que ayudan a simular esta experiencia. Mientras que la Realidad Aumentada parte de un entorno real y se completa con uno o varios objetos digitales. Es por ejemplo la tecnología que usa el popular juego Pokémon Go, donde el usuario camina por las calle y a la visión de la cámara se le añade un objeto virtual, en este caso un Pokémon.

Probador VirtualGrandes empresas tecnológicas como Samsung, Panasonic o Toshiba están invirtiendo en desarrollar esta tecnología y sus diferentes aplicaciones. El gigante Google no se queda atrás y además de invertir ha desarrollado ya una aplicación para la marca Gap que permite probarte la ropa a través de un avatar 3D.

Las marcas por su parte tampoco se han quedado paradas y firmas como Ralph Lauren, Uniqlo, Alibaba o el Grupo Inditex han dado ya sus primeros pasos en la implementación de tecnología de realidad aumenta. Y el sector textil no es el único que está aplicando esta tecnología, empresas como Ikea o Leroy Merlin han desarrollado ya diferentes acciones con esta tecnología.

Los probadores inteligentes están ya a la orden del día en las grandes ciudades. Estos probadores detectan las prendas que entras al probador gracias a la tecnología RFID de las alarmas y te permite desde ver qué otros colores o tallas tienes disponible hasta solicitarlas sin salir del probador. Además las compañías aprovechan esta tecnología para realizar técnicas de cross selling en el mismo probador, ofreciendo otras prendas para completar tu look.

Además de estos portadores inteligentes tenemos los de realidad aumentada, que todavía no están tan implantados como los anteriores pero que son sin duda el futuro, tanto para tiendas físicas como para la venta online. Se trata de probadores donde puedes probarte las prendas sin tener que quitarte la que ya llevas encima. Son muchas las marcas que están desarrollando esta tecnología.

App de ikea
Fuente: App Ikea

Una de las últimas novedades en salir al mercado y que ha llamado la atención por la efectividad de su resultado es  Wanna kicks, una app para iOS que permite probarte zapatillas de deporte sin salir de casa. Es la segunda app que sacan al mercado que trabaja esta tecnología, ya que el año pasado sacaron Wanna Nails, que permitía probarte varios colores de esmalte de uñas de Amazon sin tener que pintar y despintar para probarlo. Y este no es el único caso en el sector de la cosmética. L’Oreal ha sacado ya su propia app que funciona como un probador de realidad aumentada y que permite probar sus productos y ver el resultado final sin tener que llegar a aplicarlos en la realidad.

Además los probadores no es la una aplicación que tiene este tipo de tecnología en las tiendas. El pasado año Zara vació por completo sus escaparates y únicamente si apuntabas con la cámara del teléfono móvil podías ver a unas modelos pasearse por el escaparate como si de una pasarela se tratase.

App de zara mostrando realidad aumentada
Fuente: elpais.com

Este es solo el comienzo de la transformación que van a ir sufriendo las tiendas físicas. Y todo apunta a que la búsqueda de creación de nuevas experiencia experiencias que aporten una ventaja sobre la experiencia online implican la implementación de esta y otras muchas tecnologías en lo que serán las tiendas del futuro en lo que ya se denomina como “Smart Store”.