La marca de lujo Vetements desfila en un McDonal’s

Vetements nos enseña las tendencias para la Primavera-Verano 2020 y “We’re lovin’ it”

Cartel McDonals

Javier Vega

La firma de moda Vetements es una marca francesa creada en 2013, actualmente dirigida por Demna Gvasalia, tardó menos de dos años en posicionarse rápidamente entre las marcas de lujos clásicas. Su carácter rebelde, su discurso siempre crítico, su apuesta por los volúmenes imposibles y, sin duda, sus múltiples colaboraciones con diferentes marcas como Prada, Louis Vuitton, Levi’s o Manolo Blahnik han puesto a la firma francesa en el punto de mira de muchos durante las últimas semanas de la moda.

Desfile Vetements SS2020Esta semana, en el marco de la Semana de la Moda Masculina de París, del 18 al 23 de Junio, la marca Vetements ha vuelto a sorprender a todos con nuevo e inesperado giro. Citados en un McDonalds de París, los invitados comenzaron a tomar asiento en el local y durante la espera pudieron degustar refrescos y batidos con un espectacular packaging que fusionaba ambas marcas. Acompañando a la bebida, una servilleta de McDonalds con los detalles sobre el espectáculo.

Se pudieron ver durante el desfile looks que eran réplicas modificadas y ‘vetementificadas’ de los uniformes de los trabajadores y la seguridad de la cadena de Fast Food.

Tanto el emplazamiento, como el show y la ropa en sí mismo eran un claro ‘statement’ de la directora creativa Demna Gvasalia. Un acto de rebeldía, pero sobretodo, una crítica al capitalismo. En el show pudimos ver los logos de muchas marcas fusionarse con los de Vetements: Heineken, PlayStation, Vodafone o Internet Explorer entre otros. Un desfile plagado de marcas que resaltaba y remarcaba una y otra vez la sociedad en la que vivimos ahogados de marcas y grandes corporaciones.

Desfile Vetements SS2020En cuanto a la propuesta de la firma se pudieron ver durante el desfile looks que eran réplicas modificadas y ‘vetementificadas’ de los uniformes de los trabajadores y la seguridad de la cadena de Fast Food. Sportwear y sastrería desdibujan sus líneas en una colección donde todo tipo de prendas se combinan entre sí. El mayor factor en común es la apuesta por el oversize y las proporciones llevadas al límite de lo XXL, tan típicas de la marca.

En definitiva un show difícil de olvidar y que recuerda que esta marca, que es la hija rebelde de la industria de la moda, ha venido para quedarse y seguir reinventándose y reinventando el sector.