La inversión extranjera en inmuebles se reactivará tan pronto se eliminen las restricciones de viaje a nivel mundial

Redacción: Press Avalanding

España sigue siendo un lugar atractivo para los extranjeros gracias al clima, calidad de vida, estabilidad, oportunidades de inversión y seguridad.

El interés en teletrabajar en países como España crece en los profesionales de centro y norte de Europa.

La compra de viviendas españolas por parte de extranjeros fue de 65.400 en 2018 y se redujo a 63.000 en 2019, representando alrededor del 12% del total de compra ventas.

Octubre, 2020. – El interés por parte de los extranjeros en el mercado inmobiliario español se reactivará en cuanto se levanten las restricciones de viaje a nivel mundial, puesto que el cierre de fronteras es un “gran impedimento” para que los inversores puedan realizar operaciones en territorio nacional y ha provocado que este tipo de inversión “haya bajado en picado en 2020”

Según Raisa Venermo, socia fundadora de AvaLanding“existe un fuerte interés hacia España por la calidad de vida que ofrece el país, situación que no ha cambiado pese a la crisis mundial”. En este sentido, Venermo vaticina que la inversión extranjera en real estate “cogerá fuerza cuando se abran las fronteras”.

“Actualmente estamos viviendo una fuerte presión en las fronteras. Los inversores de segundas residencias no realizan operaciones sin ver y poder valorar los inmuebles, de ahí el frenazo que se está viviendo. Pero en cuanto se levanten estas restricciones, este sector vivirá una fuerte reactivación”, analiza Venermo Los fondos y grandes inversores siguen otras reglas: ya que el proceso consiste más en analizar Excels que tocar y ver el ladrillo, se pueden avanzar con estas operaciones aún con las fronteras cerradas.

La compra de viviendas españolas por parte de extranjeros fue de 65.400 en 2018 y se redujo a 63.000 en 2019, alrededor del 12% del total de compra ventas. Si bien estas cifras no se podrán alcanzar en el corto plazo, se espera un repunte en la adquisición de viviendas españolas gracias al interés de los inversores, que ahora toman decisiones sobre todo pensando en la calidad de vida que puede ofrecerles el país.

“Seguimos teniendo precios razonables en comparación con el mercado internacional, oportunidades de negocio, seguridad y clima por encima del promedio. La pandemia no cambia este interés por España”, afirma Raisa Venermo.

Repunte de la inversión inmobiliaria en España

La inversión inmobiliaria repuntó un 22% en el tercer trimestre en España, alcanzando los 1.439 millones de euros, en comparación con la cifra registrada entre abril y junio, el peor periodo de la pandemia. Estos datos fueron publicados por la firma internacional de consultoría y servicios inmobiliarios CBRE. La previsión es que el año 2020 se cierre con una inversión que rondará los 8.000 millones de euros, un 30% menos en relación a 2019, cuando se alcanzaron los 12.7800 millones de euros.

España, un atractivo para teletrabajar

Debido a la situación laboral actual y la imposibilidad para muchas empresas de abrir sus oficinas, la oportunidad de teletrabajar en un lugar con un clima cálido y precios moderados hace que aumente el interés de los norte-europeos en adquirir viviendas en España.

“Podemos vivir más lejos o muchísimo más lejos. Mucha gente, por ejemplo, de los países nórdicos, que tienen la oportunidad de trabajar remotamente, ya no buscan casas a las afueras de Helsinki, sino directamente en el sur de Europa. Si puedes trabajar desde tu casa, tu casa puede estar en donde hay sol y playa en vez de hielo y oscuridad. España tiene mucho que ganar en cuanto inversión extrajera si sabemos jugar bien la carta de calidad de vida”,asegura la socia fundadora de AvaLanding.

El panorama post-coronavirus se verá afectado, además, por algunas tendencias mundiales en el ámbito inmobiliario, tales como la necesidad de viviendas de calidad, para evitar viajes y traslados, y la construcción ecológica, sostenible y saludable, en auge desde antes de la pandemia.

Previsión de un millón de euros de facturación en 2020

Con 13 años de experiencia en el mercado, AvaLanding se ha consolidado como el partner idóneo para inversores extranjeros. Desde 2015 -cuando se creó la estructura actual-, ha vivido un crecimiento exponencial que le ha llevado a superar el millón de euros de facturación y un volumen de operaciones de más de 200 millones de euros.

La inversión extranjera en España se prevé que retornará y con fuerza. AvaLanding espera que, tras la crisis de la COVID-19, capitales extranjeros aterricen en el país en busca de retorno económico, pero también asegurando a los equipos de trabajo que trasladarán para llevar a término sus proyectos, una buena calidad de vida, clima y gastronomía, factores que identifican a este país.

Hasta ahora, la empresa ha asistido a clientes inversores y empresariales de 70 países diferentes en sus inversiones y negocios en España. Los clientes de AvaLanding han invertido más de 200 millones de euros en España y 300 de ellos han obtenido la “Golden Visa”, con el apoyo de AvaLanding.

AvaLanding se ha constituido en la evolución de Avalaw, que sólo prestaba servicio jurídico. Está liderada por sus dos socias fundadoras: Raisa Venermo y Lourdes Santisteban Bolaños, quienes crearon en su día la empresa Avalaw. Cuenta con un equipo de economistas, expertos en real estate y abogados expertos en inmigración, inversiones inmobiliarias, planificación fiscal y contabilidad, derecho mercantil y societario, fusiones y adquisiciones.