La Economía Circular marca un nuevo rumbo en el sector empresarial

Mariana Medina O.

La Económica Circular se ha convertido en un pilar en el desarrollo sostenible y ahora está siendo adaptada en el sector empresarial. Este modelo de negocio va más allá de la venta del producto, pues busca promover la responsabilidad empresarial a través de procesos productivos ecoeficientes.

Con un proceso de producción renovable, se propone que los residuos sirvan como insumos para la creación de nuevos productos, eligiendo tecnologías y mecanismos que permiten el desarrollo sostenible de estos recursos. De esta manera, la Economía Circular busca alargar la vida útil del producto, reciclando y reusando los materiales, lo que lleva a una reducción en costos de producción.

Beneficios económicos y ambientales

Es así, como las empresas pueden minimizar el gasto en materias primas y elevar la presentación de servicios, garantizando no solo beneficios económicos sino también ambientales, pues se hace uso de forma óptima de los recursos, se promueve el reciclaje y se previene la construcción de vertederos de desechos, reduciendo la contaminación.

Desde el 2015 la Unión Europea presentó una serie de medidas para fomentar e implementar la Economía Circular y en España, el gobierno ha adoptado un Pacto Nacional por la Economía Circular, en donde se compromete a fomentar que las empresas reincorporen al proceso productivo los materiales que contienen los residuos para la producción de nuevos recursos o materia primas.

Entre las empresas que ya han implementado este tipo de economía en España, se encuentran A&B Laboratorios de Biotecnología y Calidad Pascual.