Hogares Inteligentes

Inteligencia Artificial aplicada a la domótica

Asistente Virtual

La domótica consiste en la automatización y control de los sistemas de seguridad, iluminación, calefacción y comunicaciones del hogar. La domótica no es una tecnología nueva, hace ya años que muchas viviendas se sirven de las ventajas de haber automatizado ciertos aspectos del hogar.

Sin embargo, la aplicación de IA (Inteligencia Artificial) a esta automatización presenta un nuevo paradigma en el futuro de lo que se conoce como la “Smart Home” o “Casa Inteligente”. Se espera que la smart home, y toda la industria tecnológica que rodea a este concepto, protagonice la siguiente revolución digital. De momento durante 2019 se espera un crecimiento del mercado global de un 26,9%.

Smart HomeSi bien Amazon es quién lleva actualmente la ventaja en el desarrollo de este tipo de tecnologías de automatización, los gigantes Google y Apple no han querido quedarse atrás y ya están trabajando en sus propios proyectos. Recientemente Google ha comprado al gigante de la domótica Nest, para empezar su incursión en el mercado. Durante el pasado año esta industria movió más de 400 millones de euros en nuestro país y se prevé un crecimiento del 14% anual durante los próximos 3 años, según datos de la consultora Oliver Wyman.

Pero, ¿Qué es exactamente un hogar inteligente? ¿Qué ventajas tangibles tiene la aplicación de IA a la domótica? Actualmente la domótica nos permite controlar desde un mando o incluso desde nuestro propio dispositivo móvil, persianas, luces, calefacción, etc… Todo desde un único dispositivo y sin tener que movernos del sofá. Sin embargo, el nuevo salto viene dado por un lado por la conexión de los diferentes aparatos electrónicos entre sí y por otro mediante la programación. Mediante la aplicación de esta nueva tecnología podemos conseguir que cuando suene la alarma de nuestro teléfono móvil por la mañana, las persianas se abran solas y la cafetera comience a preparar el café.

Cocina modernaLas aplicaciones de esta nueva tecnología y el conocido IoT (Internet of things o Internet de las Cosas) nos permite no solo realizar todo tipo de acciones en casa de forma cómoda si no que además gracias al almacenamiento de datos, la casa puede aprender ciertos comportamientos. Poner la calefacción de manera automática si la temperatura de la casa baja de cierto punto y hay gente dentro, o incluso nuestra nevera podría llegar a realizar un pedido online si nota que faltan ciertos productos que se le han programado como imprescindibles.

Los sistemas de seguridad son otra de las herramientas del hogar que pueden conectarse a toda esta red. Podemos recibir un aviso al móvil si hay un movimiento inesperado dentro de nuestro hogar acompañado de una grabación en directo, o podemos incluso abrir y cerrar la puerta de nuestra casa o del coche con el teléfono móvil  y de forma remota si necesitamos que nos dejen un paquete, no queremos dar una copia de la llave a nuestro servicio de limpieza o simplemente nos hemos olvidado la llave. Este tipo de tecnologías van ligadas a fuertes sistemas de seguridad y requieren siempre una doble comprobación, reconocimiento facial o huella digital para imposibilitar el hackeo de estas nuevas cerraduras digitales.

Smart phoneEn definitiva, la domótica convencional y los asistentes virtuales como Alexa, Siri o Ok Google, son solo el comienzo de una nueva era que está por llegar y que promete una optimización máxima de los recursos energéticos de nuestro hogar y un mayor control y comodidad sobre el mismo.