Hacerse mayor está de moda

FaceApp se viraliza y llega al Top 1 en todas las tiendas virtuales de España

Señores mayores sentados en un banco

Es la sensación del momento en las redes sociales, FaceApp es una aplicación móvil, disponible en todas las App Store del mercado, que emplea inteligencia artificial para realizar modificaciones y alterar de una forma muy realista tu rostro. Cambiar el color de pelo, la sonrisa o rejuvenecerte son algunas de las posibilidades que ofrece esta herramienta, pero la que realmente ha “roto el internet” es la posibilidad de añadirte algunos años.

Esta aplicación emplea un sistema neuronal basado en inteligencia artificial que analiza la fotografía que se sube de forma automática a sus servidores para conseguir los efectos esperados. Y es aquí donde reside uno de los factores que han hecho saltar las todas alarmas sobre esta aplicación. Lo que muchos de los usuarios no saben es que al aceptar las condiciones de uso y políticas de privacidad, apartados que los usuarios no suelen leer, están permitiendo no únicamente el acceso a sus datos, si no también la posibilidad de que la marca ceda estos datos a terceros. Sin Embargo no se especifica en ningún momento los usos que estas compañías podrían hacer de la información.

Jonas Brothers FaceAppFaceApp no es la primera aplicación diseñada para captar datos, muchas de las aplicaciones que podemos tener en el móvil e incluso muchos juegos, están diseñados con la única finalidad de captar datos, un activo muy valioso en la era de lo digital. Sin embargo, el hecho de que la base central esté en Rusia, fuera de la Unión Europea, no ha ayudado a calmar la situación, ya que este hecho dificulta la aplicación de la legislación comunitaria de protección de datos, una de las más exigentes.

Daniel Creus, analista de seguridad y Borja Adsura, abogado experto en comunicación digital, advierten de lo preocupante de la situación y ponen el punto de mira sobre las compañías telefónicas y sus App Store, las cuales deberían controlar el tipo de aplicaciones que ofertan y los riesgos que están pueden conllevar.

Teléfono móvilLa compañía por su parte asegura que la aplicación requiere la subida de las fotografías a su nube para poder trabajar y que únicamente se sube la fotografía seleccionada. Comentan además, según unas declaraciones de Yaroslav Goncharov, creador de la app, al diario El País, que ahora mismo se encuentran desbordados de peticiones para eliminar fotografías subidas por los usuarios y que están trabajando en ello ya que está tarea se ha convertido para ellos en una prioridad.

Por otra parte y aunque los riesgos de la aplicación ya han salido a la luz en diferentes medio públicos, los memes y bromas sobre la aplicación siguen gobernando la red y contribuyendo a que la app se siga haciendo cada vez más viral.

Cada vez son más las aplicaciones como esta que se sirven de tecnologías de inteligencia artificial para crear efectos imposibles. La dificultad para discernir entre lo real y lo ficticio en muchas de estas aplicaciones está haciendo saltar las alarmas. Este fenómeno es conocido como Deepfake y ya se conocen casos de aplicaciones de esta índole que se han retirado del mercado por ser consideradas peligrosas para el honor y privacidad de las personas.