En 2050 habremos recuperado la capa de ozono

La reducción de emisiones de gases CFC empieza a dar sus frutos

Atmósfera Terrestre

Tras la reciente semana del clima, la cumbre internacional y las diferentes manifestaciones alrededor del mundo el debate sobre el calentamiento global y el cambio climático está más encima de la mesa que nunca. Somos cada vez más conscientes de que necesitamos realizar grandes cambios como sociedad si no queremos quedarnos sin planeta antes de lo previsto. Aquí en Hombres 21 hemos tratado el tema en varias ocasiones, puedes volver a leer nuestros artículos: “La cumbre sobre el clima termina con un firme compromiso: 0 emisiones en 2050” o “Ola de calor y cambio climático“. 

Sin embargo en esta ocasión y para intentar traer una noticia positiva dentro de este marco, vamos a hablar sobre la recuperación de los niveles de ozono en nuestra atmósfera. Y es que la reducción de gases CFC (clorofluorocarbonos) durante los últimos 20 años empieza a dar sus frutos y el agujero de la capa de ozono está desapareciendo a buen ritmo. Diferentes científicos estiman que para 2050 puede haber desaparecido. Evitandose de esta forma más de 25 millones de casos de cáncer de piel en nuestro planeta.

Contaminación AtmosféricaEl Protocolo de Montreal, para la protección de la capa de ozono, firmado en Viena en 1987 es el responsable de la rápida recuperación de esta capa de la atmósfera terrestre. Mediante este protocolo más de 197 países, incluyendo todos los estados miembros de las Naciones Unidas, se comprometían a reducir este tipo de emisiones progresivamente hasta su total desaparición en 2010.

La recuperación del ozono parece llevar un ritmo mejor al previsto y el científico Jacques Lecomte comenta algunos de los beneficios de esta recuperación entre los que encontramos: 129 millones menos de casos de cataratas, también producidas por los rayos UV; Así como entre 1 y 3 millones menos de fallecimientos por cáncer de piel.

Convención de las Naciones UnidasEn definitiva un soplo de esperanza en medio de este mar de noticias sobre el estado y el futuro de nuestro planeta. Y lo más importante, la prueba de que con un esfuerzo comunitario de los diferentes estados podemos realizar cambios significativos en nuestros hábitos de consumo y mejorar nuestra calidad de vida ofreciéndole un futuro algo más prometedor a las generaciones venideras.