EL VEHICULO URBANO MINIMALISTA: CITROËN AMI

citroen

Manuel Molins

Citroën quiere dar respuesta a las nuevas necesidades de movilidad urbana, para ello ha desarrollado un prototipo de vehículo pensado para desplazamientos cortos, en entornos urbanos, y respetuoso con el medio ambiente: el CITROËN AMI. Es un vehículo ultracompacto de dos plazas, eléctrico, equipado con lo justo, personalizable y que no necesitaría de carnet de conducir, tan solo con la licencia sería suficiente.

Es un vehículo en el que ya desde su diseño minimiza los componentes y piezas, y está dotado con un equipamiento básico. A modo de ejemplo cabe citar que sus dos puertas son exactamente iguales, para ello la del conductor abre en la dirección de la marcha y la del copiloto lo hace en sentido contrario, también el frontal y la parte trasera son iguales cambiando las luces y ciertos acabados para poder identificar de forma clara el frontal y la parte trasera.

Más aún, en su interior, dispone de un muy básico cuadro de instrumentos, calefacción y una conexión al móvil por bluetooth, actuando éste como el centro de infoentretenimiento de forma que es el medio para escuchar música o consultar el navegador. Los dos asientos son superbásicos teniendo solo el del conductor regulación longitudinal, el del copiloto es totalmente fijo.

CITROËN HA DESARROLLADO UN VEHÍCULO MINIMALISTA, PEQUEÑO, URBANO Y RESPETUOSO CON EL MEDIO AMBIENTE: EL AMI

citroenSu motorización es eléctrica con un motor de apenas 6 kW (8 CV), que se alimenta de una batería de litio de 5,5 kWh recargable mediante un simple terminal “shuko” que se puede conectar a una toma red doméstica de 230 V y 2,3 kW, con ello se estima que se recarga la batería en unas 3 horas y se consigue una autonomía del orden de 70 km. Este tiempo de recarga se puede optimizar si se utilizan cargadores de mayor potencia. Este pequeño motor, junto con la posibilidad de conducir este vehículo sin carnet de conducir, hace que tenga limitada su velocidad a 45 km/h, lo que hace que su uso sea meramente urbano.

Sus dimensiones son mínimas con una longitud de 2,41 m, anchura de 1,39 m de ancho y altura de 1,52 m, sensiblemente inferiores a las de un Smart Fortwo. Dotado con un radio de giro muy pequeño, es un vehículo muy ágil, fácil de aparcar y útil para desplazamientos cortos en las grandes ciudades.

A parte de la novedad por ser un vehículo urbano, minimalista, respetuoso con el medio ambiente y con un precio rompedor inferior a los 7.000 eur, hay ciertos rasgos que llaman la atención en un vehículo como este. En primer lugar, el esfuerzo por minimizar las piezas y estandarizar las existentes lo que lleva a una optimización de los recursos industriales que se utilizan en su fabricación minimizando moldes, simplificando las líneas de fabricación y reduciendo el obligado stock de recambios que deberá existir. Por otro lado, llama la atención que se haya eliminado los gadgets de infoentretenimiento, sustituyéndolos por una somera conexión por bluetooth a nuestro dispositivo móvil.

EL CONCEPTO DE SIMPLIFICACIÓN TANTO DE LA CARROCERÍA COMO DE LOS DISPOSITIVOS DE INFOENTRETENIMIENTO MARCARÁ EL FUTURO DE LAS GAMAS ECONÓMICAS

La mayoría de vehículos de gamas medias y alta disponen de sofisticados equipos de audio, navegador incorporado en el vehículo, manos libres conectado al móvil, gestión por voz, etc. Pero además conectándonos vía Car Play o Android Auto, podemos disfrutar de prácticamente las mismas utilidades a través de las app’s instaladas en el móvil, como es el caso de navegadores (Google Maps, Waze, etc), nuestra propia selección de música, la gestión del teléfono por voz, etc. En definitiva estamos duplicando recursos. La idea de los diseñadores del Citroën Ami es simple “ya tenemos esto en nuestro móvil” así para que queremos incrementar costes. Incluso se puede intuir que a través de la app que Citroën desarrolle se puedan gestionar algunos elementos del vehículo (calefacción, ordenador de a bordo, etc).

Resumiendo, la idea del vehículo es buena y bienvenida, pero el concepto simplificador tanto de elementos propios como, sobre todo, de la electrónica asociada al infoentretenimiento ha de marcar el futuro de las gamas económicas de los futuros vehículos.

citroen