El cine hispano conquista Hollywood

La academia parece rendirse al encanto mexicano.

Cartel de la película Roma dirigida por Alfonso Cuarón

Salvador J. Suárez

El éxito de Roma en esta nonagésima primera entrega de los Premios Oscar ha supuesto la consolidación del cine de habla hispana en Hollywood. En tan solo 6 años Alejandro Iñárritu, Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón han conseguido sumar entre los tres un total de 5 estatuillas a mejor director y 3 a mejor película. La Academia de Hollywood no es la única que les ha otorgado premios y es que todo el mundo parece coincidir en el excepcional trabajo que están realizando.

Pero este auge no se está notando solo en Hollywood, sino también en los propios países de producción. La venta de entradas en Mexico, Brasil y Argentina ha crecido en un 40% en los últimos 5 años y cada vez más películas locales logran colarse entre las más vistas de su país.

“Ha hecho historia, al ser la primera película de habla hispana que logra colarse en esta categoría.”

Por nuestra parte en España, y aunque la situación, en las salas no mejora, el elevado IVA en el precio de las entradas y el gran éxito de las diferentes plataformas de streaming en el país hacen que la situación de las salas no remonte; Sí que hay un incremento de espectadores que van a ver cine español. La inyección de dinero que las cadenas privadas llevan algunos años haciendo en nuestro cine ha ayudado mucho generar cada vez más y mejores producciones. Muchas de ellas ganadoras de premios internacionales. Directores de proyección internacional como Alejandro Amenábar, J. A. Bayona o Pedro Almodovar se han encargado de ello.

Por nuestra parte, si bien aun no hemos conseguido ninguna estauilla a mejor director, no dejamos de estar presentes. En 2013 y 2016 Paco Delgado consiguió dos oscars a diseño de vestuario por “The Danish Girl” y “Les Misérables” y en 2014, 2013 y 2011 fueron los cortos los que nos trajeron alegrías. Y es que el talento en nuestro país es más que palpable.

El director de cine Pedro Almódovar enseñando su oscar

Además de México, Argentina y España no podemos escribir sobre despegue de la industria del cine hispano sin hablar de Chile. Donde directores como Pablo Larraín, dos veces nominado al oscar por mejor película extranjera, o Sebastían Lelio, ganador del galardón en 2017 por el film “Una mujer fantástica”, se han encargado de situar Chile en el punto de mira del sector.

Roma no logró llevarse el galardón a mejor película, pero ya ha hecho historia, al ser la primera película de habla hispana que logra colarse en esa categoría. Esta pequeña “derrota” solo quiere decir que el cine en español aún tiene mucho por recorrer y muchas metas que conquistar. Lo que está claro es que si sigue con este paso firme, no habrá objetivo que se le resista.