DEL CENTRO DE BELLEZA, A CASA.

CONSEJOS DE EXPERTOS PARA ADAPTAR LOS TRATAMIENTOS DE BELLEZA DURANTE LA CUARENTENA

Vernos bien ante el espejo es un plus para mantener el ánimo durante esta cuarentena. Aunque la experiencia de ir a un centro de belleza y dejarse asesorar por los profesionales de este mundo queda fuera de nuestro alcance por ahora, siempre hay soluciones. Los expertos de la app Treatwell nos dan las claves para que podamos adaptar los tratamientos más demandados y hacerlos en casa mientras dura esta situación.

En el caso de los hombres, lo que más les suele preocupar es el mantenimiento de su barba y/o bigote, y el retoque del corte de cabello sobre todo si llevan flequillo o tupé. En el primer caso, los expertos recomiendan lavarla bien cada día y mantenerla hidratada con aceite especial para barba. Junto con unas tijeras para perfilar, el mantenimiento es sencillo. Para retocar el corte de cabello, recomiendan pulir las patillas, el contorno de las orejas y la nuca, que son los lugares donde más se nota el desfase del corte. Con una maquinilla trimmer, sería suficiente.

En el caso de las mujeres, el flequillo y el efecto raíz de mechas o tintes, son sus puntos débiles en este momento, capilarmente hablando. En el primer caso, aunque los expertos recomiendan recogerlo y esperar a ir a la peluquería, se puede seguir la siguiente técnica para salir del paso: separar la melena en una coleta dejando sólo un pequeño triángulo central, que coincida con nuestro flequillo actual. Después de haberlo peinado bien se puede cortar, sin estirar mucho el cabello. Como siempre se dicen, mejor pecar de precavido y dejarlo un poco más largo de lo que se quiere. Además, recomiendan despuntarlo un poco para evitar que el corte se vea muy agresivo. En cuanto al segundo caso, si se llevan mechas lo más probable es que acabe surgiendo un efecto balayage espontáneo, que se podrá retocar fácilmente en la peluquería. Si se quiere usar un tinte de supermercado para cubrir la raíz, lo recomendable es siempre usar el número más parecido al natural o incluso un tono superior (se pierde color con los lavados), empezar por las raíces y no extender hasta medios y puntas hasta los quince minutos finales. Y siempre, respetar las pautas del vendedor.

Las uñas semipermanentes llevan causando furor desde hace un par de años, y aunque su resultado es espectacular, la contrapartida es que el proceso de quitarlas es más largo. El resultado en el salón siempre será más delicado y cuidadoso con nuestras uñas, pero en caso de urgencia lo mejor es limar la superficie de la uña para rebajar al máximo el esmalte, empapar algodón en aceita y cubrir cada dedo con ello, y “empaquetar” las uñas con papel de aluminio, que ejercerá un “efecto calor” en cada uña y algodón que hará que el esmalte se reblandezca. Pasada media hora, si ha surgido efecto, con un palito de naranjo se puede ir empujando el resto del esmalte. Si se llevan uñas de porcelana el proceso es también válido.

Las cejas es algo que preocupa tanto a ellas como a ellos. La técnica es relativamente sencilla y podemos encontrar la mayoría de los materiales en casa (cepillo para cejas, pinzas, discos de algodón, lápiz de ojos y tónico). La clave está en limpiar las cejas con tónico y hacer 3 marcas que guiarán su forma idónea. La primera, coincidiendo con la aleta de la nariz, la segunda en la línea imaginaria que va de la aleta de la nariz a la ceja pasando por la pupila, y la tercera, que pasa por la aleta a través del rabillo del ojo. Con estos tres puntos podemos quitar el pelo que sobra. Para acabar, los expertos recomiendan cepillar las cejas hacia arriba y recortar ligeramente aquellos pelos que están demasiado largos.

Con todos estos consejos podrás sentirte un poco mejor durante esta cuarentena, pero no olvides reservar tu cita con tu peluquero, manicurista o esteticien favorita una vez acabe este periodo. Tanto tú como él lo agradeceréis.