¿Cómo cuidar nuestra piel de las mascarillas?

Victoria Gómez

El uso de las mascarillas tras la crisis del covid-19 es un complemento que esta en nuestro día a día y que ha venido para quedarse. Tras el uso continuado de la mascarilla la piel sufre, sobre todo en verano donde sudamos más y nuestra piel se ve afectada.

El maquillaje debajo de la mascarilla es el enemigo principal ya que produce un efecto doble capa que no deja respirar la piel y acumula suciedad. Por otro lado, las mascarillas de tres capas tanto quirúrgicas como PPE están elaboradas con un tejido que protege de bacterias, pero a su vez producen en muchos casos brotes en los labios, barbilla y nariz.

El primer paso es evitar aplicar maquillaje ya sea en polvo, liquido, incluso cremas que no sean muy ligeras. Cuando nos encontramos en momentos que hemos sufrido brotes localizados se pueden aplicar tratamientos localizados como mascarillas o tónicos que cuidan y reparan nuestra piel.

Los mejor es usar un limpiador seguido de un tónico cuando retiramos la mascarilla. Es vital mantener nuestra piel lo más limpia posible y cuidarla con tratamientos poco agresivos ya que nuestra piel se ve afectada a un constante estrés. Lo que hacemos limpiadores es absorber la grasa que se acumula en nuestra piel y a su vez los tónicos suavizan y calman la piel.

Otros trucos son las famosas mascarillas tanto hidratantes o exfoliantes para dar un cuidado extra a nuestra piel. También se pueden realizar los famosos vapores de hierbas que limpian nuestra piel y tienen un efecto nutritivo.

Y lo más importante de todo: cuidar nuestras mascarillas. Seguir de manera correcta el uso de las mascarillas y su tiempo de utilización. En el caso de las de tela reutilizables lo más recomendable es lavarlas cada día, al igual que hacemos con la ropa y así asegurar una correcta limpieza.