Amazon se transforma en un gran operador logístico

Mariana Medina O. 

Amazon, una de las plataformas con mayor desarrollo y ganancias a nivel internacional, se encamina a ser un gran operador logístico, prometiendo ofrecer entregas de un día a sus suscriptores Prime, lo que lo posicionaría como un gigante dentro del sector.

Según la entidad financiera Morgan Stanley, esta transformación de Amazon podría poner en riesgo a negocios ya existentes. Inversionistas en transporte y empaquetado se verían perjudicadas, ya que Amazon se convertiría en un competidor determinante dentro del mercado.

$800 millones de dólares como inversión inicial

Con el fin de reducir el tiempo de entrega para sus clientes Prime, pasando de un tiempo de entrega dos días a un día, la compañía planea realizar una inversión de $800 millones de dólares en el actual trimestre, cifra que estará destinada no solo mejorar sus infraestructuras, sino también a la construcción de nuevos centros que permitan la optimización en cuestiones relacionadas con manipulación de productos y por supuesto de entregas.

Esta inversión significativa, posicionaría a Amazon como un rival más que competente, por lo que compañías de transporte como UPS Y FedEx, según los analistas Ravi Shanker y Brian Nowak, podrían no ser competitivas con su estructura de costos actual, aún considerando variables como los descuentos por volumen.

Operativa logística

De esta manera, el gigante norteamericano del E-Comerce espera desarrollar una operativa logística ambiciosa, con la que busca asegurar el aumento del gasto promedio por cliente, basando su operación en entregas ultrarrápidas, flexibles y adaptadas a las necesidades de los usuarios.

Se prevé que esta nueva política se haga efectiva a lo lago de 2019 en Estados Unidos, para más adelante ser implementada en otros países a nivel mundial, luego de adaptar las infraestructuras con los requerimientos indispensables que aseguren que todas las entregas se realicen en un día.